Reunión con el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, para exponer y analizar la situación financiera del departamento de Tarija

Como se lo tenía anunciado, en la jornada de este miércoles, autoridades de la Gobernación de Tarija, a la cabeza del gobernador Adrián Oliva, se reunieron con el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, para exponer y analizar la situación financiera del departamento de Tarija, con relación a los excesos que genero los débitos automáticos realizados por parte de los Gobierno Municipales, ya que los mismo fueron realizados bajo un mal cálculo donde inclusive se hace una mala aplicación de la Ley departamental N°206, más conocida como la ‘Ley del 8%’. En ese entendido autoridades de la Gobernación en presencia de los alcaldes municipales de Uriondo, Yunchará, Bermejo, El Puente,  Entre Ríos, demostraron los excesos generados por los débitos al ministro Luis Arce Catacora, ya que se debitó recursos desde abril de 2017, bajo el argumento de dar cumplimiento a la Ley Departamental N° 206, siendo que esta normativa recién  fue publicada en enero de 2018, explicó el secretario de Economía y Finanzas de la Gobernación, Manuel Figueroa. “Durante la gestión 2018 como Gobernación iniciamos acciones legales en contra de los servidores públicos de dos municipios (Yunchará y San Lorenzo) quienes solicitaron al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, realizar débitos automáticos, amparándose a la Ley N°206 (más conocida como la Ley del 8%), considerando que dichos débitos fueron realizado por la gestión 2017, fecha en la cual la Ley Departamental N° 206, no se encontraba vigente. Y no se respetó un mandato establecido por la Constitución Política del Estado (CPE), señala que la Ley no es  ‘retroactiva’, sino se dispone para lo venidero. Estos proceso actualmente siguen vigentes”, dijo Figueroa. Además, Figuera explicó al Ministro de Economía, que otro de las irregularidades que presenta el accionar de los débitos fue realizado bajo cálculos  erróneos, ya que se contemplaron presupuestos de regalías hidrocarburiferas del 100% del Departamento, sin considerar que el 45% va directamente a la Región Autónoma del Chaco, aspecto que tampoco fue considerado por el Ministerio de Economía, puesto que fue esa instancia quien autorizó los mismos. Figueroa explicó que de manera sistemática se está afectando la gestión que lleva adelante el gobernador, Adrián Oliva, el cual esto como una campaña que lleva impulsando por el Gobierno Nacional,  a través de los gobiernos municipales, como de aquellas entidades que dependen del nivel central.  Sin embargo, Figueroa, recordó que desde que inició la gestión del Gobernador, Adrián Oliva hasta la fecha los municipios de Uriondo, San Lorenzo, Entre Ríos, El Puente y Yunchara debitaron al Gobierno Departamental, una suma cercana a los 170 millones de bolivianos, valiéndose a través de la Ley Departamental N° 206, más conocida como la Ley del 8%.

El gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, exigió y pidió al gobierno central que sea parte de la solución y no así del problema para solucionar la crisis en la que vive el departamento.

Tras la conclusión de la reunión que se suscribió entre el gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, el Ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, sumado a los subgobernadores, y alcaldes municipales, el mismo exigió y pidió al nivel central de gobierno que sea parte de la solución y no así del problema, aperturándose a un espacio de diálogo que dé como resultado soluciones. “Ha sido una reunión donde se han expuesto los puntos de vista tanto del Gobierno Departamental, como también del Ministerio de Economía y Finanzas, se han escuchado criterios de las autoridades municipales, como subgobernadores. Yo lamento que se genere un espacio en el que podíamos haber encontrado soluciones, pero el Gobierno este ajeno a los problemas de Tarija, he sentido una postura del Ministro de que los problemas de Tarija son de Tarija y que Tarija debe resolverlos, cuando el Gobierno es parte del problema”, expresó Oliva. La máxima autoridad ejecutiva departamental manifestó que con la posición que adoptó el ministro Arce en la reunión dejó en claro que el nivel central estaría favoreciendo políticamente esta aplicación de los débitos automáticos que ejecutan los municipios a la Gobernación del departamento de Tarija.A su vez, Oliva enfatizó que es el Gobierno Nacional que con su actitud se encuentra ajeno a las soluciones de la situación financiera que afronta el departamento con la fragmentación de su programación y planificación que mantiene. El Gobernador lamentó que se haya generado un escenario para dar soluciones a la situación con al cual se encuentran atravesando institucionalmente, y que sin embargo se encontró un panorama de críticas y sobretodo que el nivel central de gobierno “deslindó” sus responsabilidades. Oliva fue claro al señalar que se esperaba una actitud de solución, y que se encontraron con un panorama contrario, donde no se tuvo la voluntad de poner una vía de solución o resultado positivo a favor de la población, quien considera que es la principal afectada por estas actitudes. “Esperábamos que el Ministro sea parte de la búsqueda de una solución a un problema que lo ha generado el Gobierno, el gobierno es juez y parte, pues el Gobierno es quien impulsa una Ley para que se afecten los recursos del departamento, es el que avala los débitos y justificando una acción que en la actualidad tiene un carácter político para apoyar los alcaldes que son de su partido”, expresó Oliva. En ese sentido, Oliva explicó que el Gobierno Departamental trabajó el presupuesto en base a información que compromete el mismo Ministerio durante todas las gestiones, “yo quiero contarle señor ministro que toda la información ha sido equivocada, no sólo tenemos problemas de administración sino que la causa de los problemas de la administración son la mala planificación del gobierno”, dijo Oliva. Durante su intervención, el Gobernador de Tarija sostuvo que el año 2015, el Ministerio presupuestó y estableció un techo presupuestario para este departamento de 3300 millones de bolivianos en renta petrolera y que los mismos no se dieron debido a que no se cumplió con lo planificado, pues apenas ingresaron Bs. 2798 millones, “la diferencia es de 502 millones que nunca llegaron”. “El 2016, 1847 millones de bolivianos presupuestados por techos del ministerio llegaron Bs. 1500 millones, 347 millones que no llegaron al departamento. Fracaso de la planificación! El 2017, Bs. 1454 millones presupuestados, los ingresos 1137 millones de bolivianos, 316 millones de diferencia, otro fracaso de la planificación. Y el 2018, aún con recursos adicionales una diferencia de 12 millones en contra, fracaso de la planificación de su ministerio”, explicó Oliva.

Oliva le recuerda al Gobierno que Tarija es parte de Bolivia y que los problemas departamentales también les competen
El Gobernador del departamento, Adrián Oliva, en la mañana de este jueves, le recordó al Ministro de Economía y Finanzas Públicas, que Tarija también forma parte de Bolivia, por lo que este debería de apoyarlos en la búsqueda de soluciones a los problemas que la región afronta con respecto a la situación financiera y no tratar de deslindarse de sus responsabilidades afirmando que este sería un tema interno de autoridades tarijeñas.
El gobernador Oliva lamentó que para el Ministro de Economía, los problemas que afronta la región tarijeña no sean un tema de importancia: “Hemos constatado una vez más, que para el Gobierno; Tarija no es parte de Bolivia, ya que la actitud es de venir aquí a decir que nos pongamos de acuerdo: que nosotros resolvamos nuestros propios problemas, ya que ellos no tienen responsabilidad con la región, y que además la crisis que se vive no es un tema importante”, dijo.
Bajo ese marco, Oliva pidió a la autoridad nacional que tenga más respeto por Tarija, porque la misma es parte de Bolivia, el cual, sus problemas también deben ser de interés del Estado, por lo que este debería apoyar en la búsqueda de soluciones que permitan sobre llevar las situación como lo hacen con el resto de los departamentos.
No obstante, ante la pretensión de las autoridades nacionales, de querer dar consejos de cómo se debe administrar un departamento, el Gobernador afirmó que antes de dar consejos, se debe mirar como desde el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, se cometen equivocaciones con ciento de millones de bolivianos cada año.
“¿Acaso la administración no empieza con la planificación?, ¿acaso cuando uno tiene que distribuir; no tiene que pensar primero como generar?, ¿acaso la generación de recursos no es parte de las responsabilidades del Gobierno Nacional con la política de los hidrocarburos?, ¿no íbamos estar mejor con la nacionalización de los hidrocarburos?”, fueron las cuestionantes que Oliva pidió al Ministro de Economía pueda aclarar, ya que este con su llegada no ayudó a encontrar soluciones al problema de Tarija.
No obstante, el Gobernador le recordó al Ministro de Economía, que cuando se asumió el Gobierno Departamental su predecesor que pertenecía a la misma línea política de MAS (Movimiento al Socialismo), dejo una deuda de más de 7 mil millones de bolivianos, que se fue construyendo con el apoyo del Gobierno Central, para cubrir proyectos que eran de competencia de Estado.
“Esa deuda heredada, la estamos disminuyendo a cerca de 1500 millones de bolivianos, sin embargo ahora nos quieren venir a enseñar de cómo se debe administrar al departamento de Tarija, siendo que en el pasado cuando se tuvo los recursos y las oportunidades, lo que hicieron fue solo dejarnos deudas y problemas”, dijo Oliva.