Se benefició a más 200 mujeres en situación de vulnerabilidad

Con gran expectativa se llevó adelante el cierre de gestión del  Programa Integral de Desarrollo Económico Productivo y Empleo para Mujeres, llegando a capacitar  y formar a más de 200 mujeres en situación de vulnerabilidad en las tres fases, fortalecimiento personal, capacitación técnica  y emprendedurismo.

Patricia Paputsakis, Secretaria de la Mujer y la Familia del Gobierno Municipal, informo que esta gestión permitió continuar trabajando principalmente con la población de mujeres víctimas de violencia, con el objetivo de Promover el acceso a empleos dignos, a través de procesos de desarrollo personal y de formación laboral que contribuyan a su independencia y autonomía.

“En esta gestión se brindó capacitación técnica en reparación de celulares, elaboración de ropa típica, bordado en máquina de pedal y cerámica que este último fue posible gracias al acuerdo que se tiene con Fundación Guadalquivir”.

Ericka Vásquez, responsable del programa comento también se logró beneficiar no solo a las mujeres en situación de violencia, sino también a las mujeres que están se encuentran en situación de vulnerabilidad como mujeres productoras, trabajadoras del hogar, mujeres en situación de cárcel y mujeres de San Andrés.

“Los resultados que se han identificados son gratificantes, dado que en la segunda fase de capacitación técnica ha despertado en las beneficiarias impulsar emprendimientos en talleres de reparación de celulares y elaboración de ropa típica. Alrededor de 10 señoras han adquirido las herramientas necesarias para continuar practicando con la meta de emprender en sus barrios taller de reparación de celulares y otras señoras han alcanzado mejorar la técnicas de elaboración de ropa típica alcanzo mejores resultados en sus emprendimientos”.

Benedicta Huayta, beneficiaria informo que participo  de las tres fases del programa donde aprendió principalmente  nuevas herramientas de negocio.

“Yo logre fortalecer y orientar mi negocio de ropa de bordados gracias a las tres fases de fortalecimiento personal, capacitación técnica y emprendedurismo. Tenemos que ser perseverantes y continuar luchando, porque los resultados llegan de poco a poco y en momento menos pensando cosechamos los frutos del esfuerzo”.