La mejor manera de prevenir y protegerte es una educación basada en higiene y alimentación, lávate las manos antes de comer y después de jugar.